tagged eilean donan

Hoy, aprovechando que acabo de subir las fotos de Escocia a la página, voy a hablar un poco sobre este pequeño pero espectacular castillo que ocupa la foto de portada del proyecto.

Se trata del castillo de Eilean Donan, en Dornie, al noroeste de las Highlands. Situado en una pequeña isla, unida a tierra por un puente de piedra, parece sacado de una película. De hecho, aparece en algunas como “Los inmortales” (foto de abajo), “El mundo nunca es suficiente” y, como no, “Bravehearth”.

He investigado un poco y esta es su historia, muy resumida; siglos atrás, se trataba de una fortaleza destinada a la defensa contra los vikingos. Sobre sus ruinas el rey Alejandro II ordenó construir el castillo en 1220 y muchos años después, en 1719, fue bombardeado por barcos Ingleses con el fin de expulsar a una expedición española que lo había tomado, para intentar apoyar a los escoceses contra la corona. Por nuestra culpa, el castillo quedo reducido a escombros ^^u. Por suerte en el año 1912 el clan Mcrae, a quien ahora pertenece, inició su reconstrucción, y quedó tan guapo como lo veis en la foto.

La visita merece la pena, el problema es que en las cercanías no hay mucho más que ver y hacer, aunque la zona es preciosa. Yo me había encaprichado con verlo, así que volviendo de Isla de Skye en autobús, decidí pasar aquí una noche. Si se viaja en coche es mucho mas fácil, pues queda de camino a Skye y es muy fácil parar, ver el castillo y continuar en el día.

La entrada vale 6,50 libras. Yo no entré, pues tengo que entendido que realmente no vale mucho la pena. El castillo es pequeño y muchas áreas son privadas, ya que hay gente viviendo en el interior. Lo bueno es que, fuera del horario de apertura, se puede acceder hasta la isla e incluso rodear el castillo. De noche lo iluminan con grandes focos y también es interesante de ver, con un aire mas misterioso.

Hablando de la foto en sí, esta es de las fáciles, porque el castillo no se mueve. Pero aquí la clave es la luz. La foto la hice al atardecer, con el sol a punto de ocultarse tras la montaña del fondo. En estos casos hay que darse prisa, elegir un buen punto de vista y hacer varias fotos para asegurar. Después ya se puede intentar mejorarla. Fue entonces cuando me alejé unos cuantos metros y pude hacer la foto del reflejo, que podéis ver en el proyecto.

Por cierto, visitar este castillo en octubre y que coincida un día soleado se puede considerar un hecho afortunado. La suerte a veces también es muy importante en fotografía ;-P

Hasta la próxima!